Aplicación del CTE en OBRAS DE REFORMA

Según el artículo 2 de la Parte I del Código Técnico de la Edificación (CTE), éste es de aplicación a las “obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que se realicen en edificios existentes siempre y cuando dichas obras sean compatibles con la naturaleza de la intervención y, en su caso, con el grado de protección que puedan tener los edificios afectados. La posible incompatibilidad de aplicación deberá justificarse en el proyecto y, en su caso, compensarse con medidas alternativas que sean técnica y económicamente viables”.
 
¿Qué significa esto?
Significa:
–          El CTE sólo tiene que aplicarse a aquellos elementos del edificio que se reformen.
–          El CTE se aplicará a los elementos del edificios que se reformen siempre y cuando aplicarlo sea razonable.
–          El CTE se aplicará a los elementos del edificios que se reformen siempre y cuando aplicarlo no implique un perjuicio en cuanto a la protección histórica que pueda tener el edificio.
Ejemplo:
Reformamos un edificio de viviendas existente, pero no entran dentro de la obra de reforma ni la instalación de fontanería ni la de saneamiento ni se añade ni elimina ninguno de los sanitarios. ¿Será de aplicación la Sección HE4 del CTE (contribución solar mínima de agua caliente sanitaria (ACS)) y tendremos que poner placas solares?
Según el ámbito de aplicación de HE4, es de aplicación en la rehabilitación de edificios en los que existe demanda de ACS. En nuestro caso, sí existe una demanda de ACS, pero entiendo que si no vamos a tocar en nuestra obra de reforma ningún elemento de la instalación de fontanería, no es lógico que apliquemos esta Sección HE4, porque supondría modificar dicha instalación de fontanería cuando no teníamos previsto reformarla.

Etiquetas:

Deja un comentario